Noticias

Los Astrónomos También se Equivocan.

De las equivocaciones no se escapa nadie, nos pasa a todos, también a cirujanos, matemáticos y astrofísicos, y precisamente estos últimos se equivocaron.

¿Cuál fue su equivocación? Bueno en el 2016 se descubrió un planeta con 3 soles, así como si fuera Tatooine de Star Wars, un planeta único, cuatro veces más grande que Júpiter, el planeta en cuestión estaba tan alejado de su estrella que tardaba cinco siglos en dar una vuelta a la misma. Además de ser un planeta exageradamente joven, unos 16 millones de años, un jovencito a comparación de nuestro planeta tierra, y ubicado 320 años luz de esta en la constelación centauro.

Los científicos que descubrieron el objeto celeste hicieron énfasis en la existencia de los tres soles, todo esto visto desde el Telescopio Muy Grande (VLT) propiedad del Observatorio Europeo Austral. Todo parecía increíble, hasta que el pasado jueves 14 de abril, el mismo equipo que lo descubrió anunció que todo había sido un error, una equivocación; Kevin Wagner de la universidad de Arizona director del proyecto, dijo “el planeta nunca estuvo ahí”.

Después de dedicarle más tiempo en el VLT y confirmación del Telescopio Keck en Hawaii, los resultados quedaban bien claros, el planeta gaseoso gigante tan extraordinario como Tatooine, jamás estuvo ahí, era una estrella mucho más alejada que se encontraba detrás de los 3 soles.

El equipo de Wagner parecía estar muy seguro del hallazgo, por lo que la equivocación fue un balde de agua fría para el equipo, las probabilidades de que fuera un falso positivo eran muy bajas, dijo Wagner, la estrella imitaba casi a la perfección el espectro de luz de un planeta y sus movimientos, al estudiarla a fondo los investigadores se dieron cuenta que la estrella parecía estar más alineada con un astro principal y moverse más rápido, estos datos parecen confirmar que era un planeta, no fue así. Aunque aún no están seguros el planeta que jamás existió, parece ser una gigante roja con un disco a su alrededor que aumentaría su brillo en la luz infrarroja, se sigue estudiando la estrella para confirmar.

Esto nos dice una cosa, y es que en la ciencia nada debe darse por sentado, y se debe comprobar las veces que sea necesario, también exhibió un problema que aqueja mucho las áreas científicas, el hecho de publicar los resultados sin comprobarlos, con tal de ser los primeros. Esperamos que el desliz del equipo no afecte mucho, el estudio, y que pronto nos digan con seguridad, si es una estrella dos, o algo nuevo en el universo.

Back to list

Deja una respuesta