Noticias

Un asteroide paso para saludar a la Tierra

Así como leíste el título, un Asteroide del tamaño de un edificio paso cerca de la tierra mas o menos a unas 14 veces la distancia entre la tierra, si suena mucho en medidas terrestres, pero en medidas astronómicas es cerca, tal vez muy cerca para nuestro gusto, pero a distancia segura, si como la que debes seguir manteniendo por el COVID.

El asteroide conocido como 467460 (JF42) según el Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA. En términos reales, eso supone unos 5,7 millones de kilómetros de nuestro planeta.

El sobrevuelo del asteroide (que se calculó que tiene entre 1.247 y 2.822 pies de diámetro, es decir, entre 380 y 860 metros) es un símbolo del cambio constante de nuestro sistema solar. Nuestro vecindario está lleno de asteroides y cometas que se mueven constantemente a nuestro alrededor. No obstante, la NASA vigila de cerca los que bordean nuestro planeta.

Su Oficina de Coordinación de la Defensa Planetaria vigila el cielo con telescopios, y puedes revisar los próximos sobrevuelos destacados y la Base de Datos de Cuerpos Pequeños de la agencia para obtener más información sobre las rocas espaciales.

Aunque la NASA clasifica algunos asteroides como «potencialmente peligrosos», esa designación no es motivo de pánico. El término surge de un complejo cálculo relacionado con el tamaño (mayor de 492 pies o 150 m) y la distancia a la que el objeto se acerca a la Tierra, entre otros factores. No se conoce ninguna amenaza para la Tierra a pesar de las décadas de búsqueda. Aunque la NASA dispone de una lista de asteroides que vigila debido a su diminuta y estadísticamente improbable posibilidad de impacto, ninguno de ellos es una preocupación acuciante.

Esa lista también se actualiza de vez en cuando, como la eliminación del asteroide Apofis de la lista en 2021 después de que las nuevas observaciones mostraran que no supone ninguna amenaza para la Tierra en los próximos 100 años.

Los científicos son cada vez más expertos en la búsqueda de grandes asteroides como el 2006 JF42 a medida que mejora la tecnología de los telescopios, por lo que puede parecer que hay tantas rocas espaciales pasando por delante de nosotros estos días. Aunque la NASA no está preocupada por nuestra lista actual de asteroides, sí que diseña tecnologías de defensa, por si acaso.

Un ejemplo de ello es la misión Double Asteroid Redirection Test (DART), que pretende golpear a un lunar a finales de este año para redirigir su trayectoria alrededor de un asteroide, con el fin de demostrar la tecnología de impacto cinético contra posibles amenazas de asteroides.

 

Back to list

Deja una respuesta