Noticias

Hace mucho tiempo en un Universo muy lejano.Episodio II

El ataque de los cronómetros cósmicos.

¿Cómo podría ser el universo más joven que la tierra? Bueno ese calculo a todas luces esta erróneo, como dijimos no se entendía bien como se componía el universo. Pero sabíamos que se expandía y eso disminuía la densidad de sus componentes. A distintos ritmos.

En su inicio en el universo predominaba la radiación, pero la radiación se diluye con el tiempo, y esta fue remplazada por la materia oscura, ya que su densidad se hace pequeña más despacio. Esto lo explica Albert Einstein en sus ecuaciones. La naturaleza de la radiación como la materia oscura hacen que el universo decelere, ósea que conforme fue pasando el tiempo la expansión se hizo más lenta ¿O no?

Esto provocaba un conflicto, ya que el ritmo de expansión del universo crecía, en vez de desacelerar como se debería ser. Esto se debía a que un componente nuevo se hacia el protagonista, la energía oscura. Esto provoco de una forma casi aleatoria que las etapas de expansión del universo se compensaran, en otras palabras, la expansión se aceleraba.

¿Entonces como medimos la edad del universo? Bueno para eso se usa la longitud de onda que nos llega de los astros, a esto se le llama corrimiento al rojo, básicamente los astros se miden con un catálogo amplio de patrones e intensidades de longitud de onda, para identificar objetos idénticos entre, pero a distintas profundidades en el universo.

La importancia de este método también radica en saber que cuanto más lejos se encuentre un astro de otro comparativamente su luz sufrirá un estiramiento. Es decir, si una galaxia nos llega con luz roja es probable que su luz en realidad sea ultravioleta.

En la nota pasada les comentamos como era un cronómetro cósmico, en este caso es otro, la forma de promediar este otro cronómetro es la siguiente; se toma corrimiento al rojo de una galaxia y se estima la expansión que haya producido desde el momento en el que se emitió cada rayo de luz, luego se reíte el calculo con una galaxia idéntica y se comparan resultados.

Después se promedia la diferencia de expansión en el intervalo de tiempo correspondiente entre ambas galaxias.  La diferencia que resulte será la diferencia de tiempo de viaje de la luz según venga de una galaxia u otra. Es equivalente a decir la edad de una galaxia.

Esta técnica de los cronómetros cósmicos está tomando fuerza, y se espera que pueda zanjar una disputa entre los valores del factor Hubble, entre las medidas del universo local y el profundo.

Solo que hay un problema con este método, se debe ser cuidadoso ya que las galaxias tiene cientos de miles de millones de estrellas, y para obtener la edad de la galaxia pues se debe promediar la edad de sus estrellas, si bien podría ser imposible identificar la edad de cada estrella de forma individual, hay formas que facilitan la tarea, para no hacer el cuento más largo digamos que usan los cambios de intensidad de luz, que indican la presencia de metales calentando la galaxia y esto permite redondear la técnica de cronómetros cósmicos.

Actualmente solo hay unos cuantos cronómetros cósmicos que nos permiten tener una precisión exquisita, y se espera que haya más con el tiempo, con lo que se espera responder a la pregunta de ¿Cómo se formó el universo?

Uff ¿Toda una travesía entender cuantos años tiene el universo no? Bueno hasta aquí nuestro reporte Joaquín regresamos al estudio.

 

 

Back to list

Deja una respuesta