El telescopio espacial Kepler “morirá” por falta de combustible.

El telescopio espacial Kepler ha superado varias adversidades. Después de que en 2013 perdiera dos de los cuatro volantes de inercia que ayudaban a ajustar la dirección de sus lentes y estabilizarlo, la NASA buscó otras alternativas para aprovechar la plataforma astronómica y buscar exoplanetas. Así nació la misión K2, gracias a la cual se han detectado 2.245 exoplanetas y otros 2.342 pendientes por confirmar desde 2013 hasta principios de este año.

A pesar de los retos que ha logrado superar, el telescopio, que lleva más de nueve años en el espacio, podría afrontar un nuevo problema que podría acabar definitivamente con la misión. Según la NASA, la falta de combustible podría ser el motivo por el cual Kepler finalizara sus operaciones.

Kepler está actualmente detrás de la órbita de la Tierra a una distancia de 150 millones de kilómetros, por lo que no es posible enviar una nave espacial para reabastecerlo.

La NASA estima que el final puede llegar dentro de varios meses aunque también subraya que, si en el pasado el telescopio ha logrado aumentar su tiempo de supervivencia, es posible que logre volver a hacerlo.

Hasta entonces, el equipo de la NASA pretende recolectar toda la cantidad de datos posible para enviarlos a la Tierra “antes de que la pérdida de los propulsores impulsados ​​por combustible signifique que no podemos apuntar a la nave espacial para la transferencia de datos”, informó la NASA en un comunicado. Además, quieren tomar algunos datos de calibración antes de que se acabe el combustible.

Como el telescopio no cuenta con un medidor de gas, es difícil saber cuánto tiempo queda exactamente hasta que el tanque se quede completamente vacío. Para poder determinar la falta de combustible, los investigadores se basarán en los cambios en el rendimiento de los propulsores o la presión del tanque de combustible.

En su comunicado, la NASA comparó esta situación con la de un automóvil. Si te queda poca gasolina, puedes jugártela y esperar a la próxima estación de reserva para repostar. Sin embargo, el telescopio Kepler no se encontrará con una gasolinera en el espacio, por lo que el equipo quiere recopilar todos los datos cuanto antes para después asegurar que la nave pueda volver a la Tierra.

Fuente: 

No commnent

También te puede gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Regístrate Gratis!

Suscríbete a nuestro boletín de ofertas y recibe promociones exclusivas directamente en tu correo electrónico.

Gracias!