Noticias

¿Llegaran pronto muestras marcianas?

Hay cambios dentro de la misión del perseverance en marte, y en la forma de obtener las muestras del suelo marciano, se busca aligerar la logística y complejidad con los cambios, además del aprovechamiento de nuevas tecnologías en esta misión conjunta entre la NASA y la ESA.

El planeta rojo, los antiguos Babilonios lo llamaban Nergal, los griegos le pusieron Ares, los Romanos los bautizaron como hoy lo conocemos, Marte, en varias culturas se le asocio con la guerra debido a su color rojizo, durante mucho tiempo ha sido un misterio, ¿Hubo vida? ¿Podría ser habitable? Estas y más preguntas se han tratado de responder con observaciones y desde que el humano desarrollo la tecnología se han enviado vehículos no tripulados a Marte con el objetivo de explorarlo y estudiarlo, pero las muestras son difíciles de analizar desde distancias lejanas.

Uno de los tantos objetivos que tiene el Perseverance en Marte es la recolección de muestras de rocas y sedimentos específicamente seleccionados, que deben ser enviados a la tierra al iniciar la próxima década, respondiendo así la pregunta sobre la vida en el planeta rojo, ya sea en la actualizad o en tiempo remotos, para eso se deben traer estas muestras a la tierra, una tarea titánica, aquí es donde la ESA entra con su misión Mars Sample Return (MSR).

El plan Original consistía en enviar un orbitador al planeta rojo, este serviría para como un punto de relevo entre la Tierra y Marte, un cohete que subiera las muestras y un transporte, ósea un Rover que llevaría las muestras a dicho cohete.

Pero, eso no va a pasar, y no es que hayan cancelado dicha misión, la cosa es que el 27 de junio ambas agencias dieron a conocer los cambios a este plan. Los cambios realizados eliminaron al segundo Rover de la ecuación, que fue remplazado con dos helicópteros autónomos, que se parecen mucho al Ingenuity.

Estos pequeños drones tendrán la misión de volar a donde se hayan dejado las muestras, asegurándolas con un brazo robótico, después volarán de regreso al cohete. Y puede que haya dudas en torno a este cambio, pero operativamente es una gran ventaja ya que reduce el número de lanzamientos necesarios en uno, por lo que ahora se hará en dos lanzamientos. Esta decisión se tomó gracias al Ingenuity, pues demostró que volar en Marte es bastante seguro y practico para recorrer grandes distancias en poco tiempo.

Si todo sale de acuerdo con lo planeado las muestras deberían estar llegando en algún momento del 2033, serán más de diez años de trabajo, en tres misiones diferentes y millones y millones de dólares todo para explorar y desvelar los misterios del planeta rojo, solo nos queda armarnos de paciencia, para confirmar las teorías.

Back to list